Cosmética natural

¿Qué es la cosmética natural?

La sociedad ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. Hoy, por ejemplo, sabemos lo nocivos que son algunos hábitos que, hace apenas unos años, practicábamos con total normalidad.

La gran cantidad de información que disponemos sobre casi todo, el auge de las redes sociales y la relevancia que ha tomado la importancia de una vida saludable, nos han llevado de forma inevitable a “pasarnos a lo natural”.

Y hemos convertido lo natural en una filosofía, en un estilo de vida en el que el ejercicio lo practicamos al aire libre (siempre que podemos), intentamos que en nuestra alimentación predominen más las verduras y las frutas (y menos los alimentos procesados) y, por supuesto, procuramos que todos los productos cosméticos que utilizamos sean lo más naturales posibles.

Boí Thermal es, con más del 98 % de sus ingredientes de origen natural, una de las líneas cosméticas más naturales que puedes encontrar en el mercado.*

¿Por qué tienes que pasarte a la cosmética termal?

Porque es una opción que respeta tu piel y al mismo tiempo respeta el medio ambiente.

*Productos con más del 98 % ingredientes de origen natural. Media de la cosmética Boí Thermal. Porcentaje calculado siguiendo la normativa ISO 16128 de Cosmética Natural.

¿Por qué tienes que pasarte a la cosmética natural?

Así es como, desde hace ya varios años, la cosmética natural ha cobrado mucha fuerza y cada vez más personas se preocupan por utilizar productos respetuosos con el medio ambiente y con su propio cuerpo.

Por coherencia, por concienciación. Pero también porque las alergias han aumentado y los consumidores son más cuidadosos con los productos que eligen. Nunca, como consumidores, habíamos estudiado con tanto interés los ingredientes de los productos que utilizamos o de los alimentos que consumimos.

Por todos estos motivos, la principal característica de la cosmética natural es que engloba aquellos productos que son de origen natural y que aportan la máxima eficacia y seguridad respetando el entorno.

  • Se elaboran con productos naturales de origen vegetal (aceites esenciales, flores, frutos, raíces… ), mineral (agua, arcilla, sal marina… ) o animal (cera de abeja, jalea real… ), evitando la utilización de productos químicos.
  • Utilizan procesos de transformación y elaboración respetuosos con el medio ambiente basados en criterios de química verde.
  • Durante la fabricación de los cosméticos se tiene en cuenta no dañar ni perjudicar el medio ambiente, reduciendo al máximo los residuos químicos que pudieran ser agresivos con el entorno natural.
  • Los productos son producidos por plantas cultivadas sin pesticidas, insecticidas o herbicidas.
  • Se suelen utilizar embalajes ecorresponsables, reciclados y/o reciclables.